La diferencia entre Tequila y Mezcal es amor

I
Diversos textos he hecho ya que analizan mi punto de vista sobre la diferencia entre el Tequila y el Mezcal.

Los análisis que hice para escribir aquellos textos, que me parecen bastante originales (sin presumir), pues no había nunca escuchado a alguien decir que la diferencia entre el Tequila y el Mezcal fuera política o mercadológica, mucho menos lingüística, partiendo de otro análisis histórico-lingüísitco como fueron los textos de Semántica del Mezcal para iniciar con una buena base sobre el significado del Mezcal, fueron todos abordados desde un punto de vista técnico, sin embargo no sólo existe la técnica, la forma de las cosas, también existe el fondo.

Comencé con un par de textos titulados Semántica del Mezcal I y Semántica del Mezcal II en los que trataba de situar el marco que abarca el concepto de Mezcal. Continué con una divagación en ambientes mercadológicos y políticos acerca de la "diferencia" en Diferencia entre el Mezcal y el Tequila, argumentando, en el camino mercadológico, que la diferenciación se llevo a cabo para demostrar que en cierta zona se hacía una mejor clase de mezcal; mientras que por el camino político argumentaba que la "diferencia" radica en la creación y legalización de las Denominaciones de Origen, que les otorgan características particulares a cada nombre. A partir de aquí pensé que la diferencia esencial, a lo que me refería en el texto recién comentado, era el nombre, la nomenclatura que sirve para denominar a cada destilado, así que descubrí que el puente esencial entre estos dos era el puro cambio de nombre (de palabra pues) para una u otra bebida y eso lo escribí aquí Más sobre la diferencia entre el Tequila y el Mezcal donde el hilo discursivo lo lleva el cambio de palabra para denominar a una bebida que en esencia es la misma, eso es entonces una diferencia lingüistica, de acuerdo a semánticas diferentes entendemos que algo es Mezcal o Tequila: la diferencia entre el Tequila y el Mezcal es el puro nombre entonces.

Hasta ahora...


II
La idea de forma y fondo en el Mezcal me llegó por primera vez gracias a Paloma que me platicó sobre sus impresiones sobre el texto acerca de la diferencia lingüística entre el Tequila y el Mezcal, ella creía que si las cosas se reducían a eso entonces no se estaría tomando en cuenta el valor que ponen los maestros mezcalilleros para hacer Mezcal.
Luego la idea se afianzó gracias a Chucho cuando me contó la anécdota que tuvo con su padre cuando le preguntó por el ingrediente principal del Mezcal, que no tenía que ver con nada material, que el ingrediente primordial para hacer Mezcal era La Familia.

No es mi interés generalizar y decir la particularidad sobre todos los Tequilas o sobre todos los Mezcales; hay tan buenos Tequilas como buenos Mezcales, y tan malos Mezcales como malos Tequilas, pero sí he de decir que en su mayoría los podemos ver como entes opuestos: casi en su totalidad el Tequila se hace en volúmenes extensos y con técnicas industriales, y el Mezcal, casi en su totalidad las cosas se hacen como los abuelos lo han enseñado. Es por eso que como conceptos de palabras ha adquirido un significado que rebasa más allá que la denominación para un producto, sino que representar una idea: hacer Tequila o hacer Mezcal, y la diferencia es que una se hace por dinero y otra se hace con el cuerpo y para el espíritu.

Vi un artículo de El Universal "Competiremos con el mercado de los Mezcales" donde entrevistaban al director general de una empresa tequilera, y como menciona, en palabras del mismo director general de la empresa, no mías, ellos lo hacen por dinero, para tener crecimiento económico y para competir con el Mezcal.
Han creado una fórmula para producir su Tequila "directo del alambique" que tiene alcohol a 55º tan sólo para competir con el Mezcal. Ellos tienen fórmulas, no recetas y ellos no trabajan por generar sabor como si lo hace un productor de Mezcal tradicional, trabajan para generar ventas. Con este hecho del Tequila, obtener un recurso que se asemeje al Mezcal, se demuestran como faltos de cualidades y están diciendo que el Mezcal es mejor.

En cambio un maestro o maestra mezcalillera si hace Mezcal es porque está en sus genes, porque está en su paladar y en su nariz, en el sentir las emanaciones varias de la planta, está en su forma de vivir, en el trabajar al lado de su familia para poder sacar un valioso litro de Mezcal, está en la ayuda de sus jóvenes hijos que le llevan la comida a la hoguera del destilador en las largas noches de vigía mientras gota a gota el licor se acumula en un jarrito. La razón para hacer Mezcal de las familias más orgullosas y de tradiciones más arraigadas es el amor que tienen por su trabajo y lo que para ellos representa: unión, lucha,  familia, vida, muerte, Tierra...

Esa es, creo, la diferencia de fondo, la diferencia en esencia entre un Tequila y un Mezcal: el amor.